¿Te ha pasado que la ropa tiene mal olor aún después de haberla lavado? Muchas veces nuestras prendas pueden estar impregnadas de malos olores después de sacarlas de la lavadora y esto es más común de lo que piensas. Existen cinco razones muy posibles por las que tu ropa "limpia" huele mal.

  • La lavadora está sucia
  • Ropa olvidada en la lavadora
  • Moho
  • Armario con mal olor
  • Ropa guardada por mucho tiempo

Te contamos más en detalle a continuación para que puedas identificar tu caso y revertir la situación.

Lavadora sucia

Aunque no lo creas una lavadora también puede ensuciarse. Piensa que continuamente estamos metiendo en ella ropa sucia y, luego de un tiempo, pueden dejar distintos tipos de rastros. Por eso, ésta se convierte en una de las causas por las que tu ropa puede tener mal olor después de cumplir el ciclo de lavado.

La solución es más simple de lo que te imaginas. Al igual que otros electrodomésticos, nuestra lavadora también necesita pasar por un proceso de limpieza para que esté en óptimas condiciones y cumpla con su cometido. Lo que te recomendamos es que, por lo menos una vez al mes, programes un ciclo de lavado corto sin ropas a 90 grados para limpiarla: esto incluye filtro, gomas y tambor.

Ropa olvidada en la lavadora

Que tu ropa esté limpia no significa que no pueda tomar mal olor. Al contrario de lo que uno piensa, una de las causas que genera mal olor en nuestras prendas es cuando las dejamos mucho tiempo dentro de nuestra lavadora una vez cumplido el ciclo de lavado.

Esto suele suceder, generalmente, cuando programamos un ciclo durante la mañana y la dejamos todo el día para tenderla en la noche. La ropa, al pasar todo el día mojada dentro del tambor, puede tomar olor a humedad y el mismo quedará impregnado después de que la prenda esté seca.

Por eso nuestro consejo es simple: ¡No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy!

Moho

Cuando no secamos bien la ropa y la colgamos en el closet, es posible que aparezcan restos de moho en la misma. El problema es que no solo le hace mal a tu ropa, sino que también puede ser nocivo para la salud. A igual que el famoso dicho “una fruta podrida puede arruinar todo el cajón”, una prenda con moho puede arruinarte todo el closet.

Solamente acuérdate que el tiempo de secado es tan importante como el de lavado. Espera a que la prenda esté bien seca para guardarla.

Armario con mal olor

A veces, uno se la pasa dedicándole horas a todo al proceso de lavado, pero una vez terminado el ciclo de nuestra lavadora y el secado de las prendas, nuestra tarea no termina ahí. El lugar donde guardemos nuestras prendas es tan importante como todo el proceso anterior.

Un armario con humedad, mal olor o suciedad puede terminar impregnando un aroma desagradable en nuestras prendas. Por eso, trata de dedicarle tiempo al lugar donde guardas la ropa, simplemente limpiándolo periódicamente puedes prevenir este problema.

Ropa guardada por mucho tiempo

Es común que al terminar la temporada de invierno tomemos prendas como buzos, camperas o acolchados y los almacenemos hasta la próxima temporada. Si eres de estas personas organizadas o el tamaño de tu armario no te acompaña, acuérdate de:

  • Sacarlas con frecuencia y ponerlas al sol por un rato para que no queden con olor a guardado.
  • ¡Haz como Jacky y agrega suavizante Downy a tu lavado! Su fórmula tiene microcápsulas de perfume que se activan al frotar la prenda y protege la ropa de malos olores.

Como quitar el mal olor ya existente en la ropa

Si tu ropa ya tiene mal olor, tienes que lavarla una vez más. Para no repetir este mal momento, te recomendamos agregar suavizante Downy a tu lavado junto a tu detergente favorito. Así vas a lograr:

  • Proteger tu ropa de malos olores indeseados: Está comprobado que Downy protege la ropa de malos olores (test basado en pruebas realizadas con set de olores representativos). Su fórmula fue diseñada para dejar el perfume por más tiempo, hasta en ropa guardada.

  • Un perfume que dura mucho y te gusta: escoge uno de los muchos aromas de Downy y disfruta de su aroma que dura más tiempo en tu ropa. Su fórmula tiene microcápsulas de perfume que se activan con tus movimientos. ¡Frota la prenda y libera el perfume!

  • Facilitar el planchado: usar suavizante líquido ayuda el planchado y protege las fibras de la ropa.

Conclusión - ¡Ahora ya sabes cómo cuidar toda tu ropa y dejarla lejos de los malos olores!

Ahora es tu turno de poner en práctica todo lo aprendido. Solo tienes que recordar lo siguiente:

  • Si la lavadora está sucia, límpiala con un ciclo corto sin ropa.
  • Al terminar de lavar la ropa, siempre pon a secarla lo más rápido posible y espera hasta que esté seca para guardarla.
  • Revisa tu closet con frecuencia para evitar que tenga moho, esté sucio o que la ropa este guardada por mucho tiempo.
  • Cuando almacenas las prendas por mucho tiempo o quieres protegerlas de malos olores, es recomendable que las laves con suavizante Downy.