Cómo mantener los malos olores lejos de tu ropa

A veces aún después de lavarla, la ropa huele mal. Si quieres saber cómo hacer que los malos olores se mantengan alejados de tu ropa recién lavada, prueba estos sencillos tips antes, durante y después del lavado, para asegurar la frescura de tu ropa.

Lava la ropa sucia lo antes posible

“Sucia” se puede convertir en “muy sucia y apestosa” con el tiempo, especialmente cuando la ropa está húmeda y amontonada en la oscuridad: un escondite para bacterias y moho. Si no puedes lavar la ropa rápidamente o al menos orearla, dale un tratamiento antes de lavarla. O en lugar de amontonarla en cualquier lugar, métela a la lavadora y préndela.

Tratamiento para antes de lavar la ropa

Para ropa que ha acumulado manchas o malos olores, como la ropa deportiva o la que usas para cocinar, ponla a remojar con agua y detergente antes de lavarla.

Usa un escudo de olores

Para asegurarte que la ropa limpia huela bien después del lavado mientras la usas añade a tu lavadora Downy® Unstopables. Piensa que es un desodorante para tu ropa: mientras te mueves, neutraliza malos olores y los reemplaza con un aroma fresco y limpio.

Pon a secar tu ropa inmediatamente

¿Sabías que las telas limpias pero húmedas pueden desarrollar malos olores? El moho y las bacterias aman los lugares oscuros y húmedos así que nunca dejes tu ropa limpia en la lavadora por mucho tiempo. También asegúrate que la ropa esté completamente seca antes de guardarla.

Prevén los malos olores en tu lavadora

Los residuos de suciedad, detergente y minerales del agua, pueden hacer que la lavadora y tu ropa huelan a humedad. Para limpiar una lavadora con puerta arriba, préndela y deja que se llene de agua caliente, vierte 4 tazas de vinagre, deja reposar por una hora y haz que el ciclo de lavado termine.