5 tips rápidos para ayudar a prevenir que la ropa se deslave

Tip 1: Sigue las instrucciones de la etiqueta

Ahí encontrarás la mejor manera de lavar cada prenda: la temperatura del agua, la velocidad del ciclo de lavado (o lavado a mano) y más. Aprende más acerca de cómo leer las instrucciones de cuidado en las etiquetas del fabricante aquí.

Tip 2: Voltea la ropa

Deja que la fricción que causa el lavado suceda en la parte de adentro de tus prendas. Así estarás protegiendo los colores.

Tip 3: Lava con agua fría

Aunque la etiqueta sugiera agua caliente. El agua fría es la mejor elección para cuidar los colores de la ropa. El agua caliente propicia que los colorantes de las telas se liberen y pierdan durante el lavado.

Tip 4: Usa el ciclo suave en la lavadora que generalmente está ahí para prendas delicadas

Este ciclo hace todo pero de manera más lenta y suave, reduciendo la abrasión en tus prendas.

Tip 5: Usa un suavizante de telas Downy

El suavizante de telas lubrica las fibras en tu ropa. Esto reduce la abrasión y como resultado, reduce la pérdida de color. Downy también evita que le salgan pelusas a la ropa, lo que permite que el color se quede en la tela y la prenda se vea fresca y colorida.

¿Cómo se deslava la ropa en la lavadora?

Cuando piensas en la mecánica de una lavadora, no es sorpresa que las prendas se deslaven con el tiempo. Durante un ciclo de lavado típico, las prendas son agitadas durante el lavado, exprimido y centrifugado por al menos 30 minutos. Ese roce entre prendas puede romper las fibras y maltratarlas, haciendo que con el tiempo, las telas se vayan deslavando.

Además, el cloro en el agua de lavado puede dañar las telas sensibles y causar que las prendas de color se deslaven después de varias lavadas.