Cómo guardar tu ropa de manera inteligente

Si, como la mayoría de la gente, tu clóset no es lo suficientemente grande para guardar toda tu ropa, seguro necesitas cambiar algunas prendas de lugar conforme cambian las estaciones. Aquí te decimos cómo guardar y acomodar tu ropa y blancos.

Las cestas son tus mejores amigas

Cestas de plástico grandes, transparentes y que se pueden apilar son baratas y perfectas para guardar ropa.

Lava antes de guardar

Antes de guardar la ropa, lávala y asegúrate que esté completamente seca. No guardes nada manchado. Al lavar, añade suavizante de telas Downy®, para que la ropa esté suave y fresca cuando la desempaques.

Empaca de lo más pesado a lo más ligero

Para que al desempacar sea más fácil, pon las prendas más pesadas como suéteres y abrigos, al fondo de los cajones. Luego agrega capas de prendas más ligeras enrollándolas, en vez de doblándolas para evitar arrugas. Deja hasta el final calcetines y medias.